Nosotros

Más de 20 años hace ya que andamos de un lado para otro con nuestros instrumentos a cuestas. ¿Por qué Balanguía? Pues muy fácil: la bautizamos en honor a las Bandurrias, Laúdes y guitarras, y ahí compusimos, como Dios nos dio a entender, este nombre nuestro.

Unos de aquí, otros de allá, de casi todos los pueblos de la Sierra de Guadarrama. Nos une  nuestra pasión: la música de plectro, los instrumentos de siempre, los que tocaban ya nuestros abuelos y los abuelos de nuestros abuelos. Nuestro empeño: defenderlos y disfrutarlos; nuestro reto: demostrar que con ellos también se puede interpretar la mejor música; nuestro anhelo, que todo el que nos oiga se divierta y goce, al menos,  tanto como nosotros.

A lo largo de todo este tiempo hemos tocado en tantos sitios que sería tedioso contarlo. Pero es que, además, para nosotros lo importante no son los lugares ni los escenarios; para nosotros lo único importante es el público que quiere oírnos, sea donde fuere. Nuestro mejor premio, levantar la vista de la partitura al acabar cada tema y ver a un público embelesado con este sonido tan peculiar, tan propio, de la música plectro.

Tocamos un poquito de cada palo: los grandes clásicos; lo popular; la copla; lo más moderno; nuestra zarzuela; esos autores españoles a veces olvidados; también música para el recuerdo, por qué no, esa música más desenfadada y divertida que también tiene su sitio. Más de cien piezas tenemos en el repertorio: ¡fíjese si hay para elegir!